Go to Top
Agricultura

Agricultura

Cultivos exterior:

Los tejidos no tejidos ayudan en el crecimiento de frutos y plantas en grandes áreas como campos de cultivo de vegetales, herbáceos, jardines y zonas verdes además de aumentar la producción. La manta térmica de tejido no tejido TST UV contiene un tratamiento estabilizado a los rayos ultravioleta que crea una barrera climática, permitiendo un aumento de temperatura respecto al exterior de entre 3 y 5 grados. La manta térmica es ideal para cultivos de exterior. En la agricultura, el tejido sin tejer TST UV es un producto que aporta un gran valor añadido, ya que ayuda a ahorrar tiempo y dinero frente a las plagas y heladas. Agricultura. Cultivos exterior

Cultivos en tierra.

TST UV Nuestro velo térmico de tejido no tejido TST UV está preparado para aumentar la temperatura de la huerta de frutas y hortalizas. Se trata de una malla térmica que protege contra agentes externos como son el viento, el frío, la escarcha, la mosca blanca y los insectos; minimizando los daños ocasionados por el granizo, sobre todo en cultivos sensibles como son las lechugas, las espinacas, las sandías, la remolacha, el melón, etc. El tejido sin tejer TST UV es un producto micro-poroso, translúcido y permeable al agua, por lo que se aprovecha el 100% de las lluvias. La manta térmica incrementa la producción, favorece un crecimiento óptimo y conlleva una mayor precocidad en la recolección de cultivos.

Cultivos de árboles.

TST UV A partir de la malla térmica de tejido no tejido de polipropileno TST UV se elaboran bolsas o pequeños sacos de diferentes medidas adaptados a las necesidades del fruto, según sea para racimos de uva, melocotones, bananas, guanábanas, etc. Estas bolsas térmicas preparadas para aislar y proteger el fruto de insectos y plagas, contribuyen a minimizar los efectos meteorológicos, lo que repercute en unas excepcionales cualidades del fruto, como mayor cantidad de aromas, azúcares y una saludable maduración. El embolsado manual eleva los costes de producción debido al tiempo empleado en la mano de obra, aunque existe la posibilidad de reutilizarlas para abaratar costes. En cualquier caso, su utilización repercute favorablemente tanto productiva como económicamente.

Protección césped.

TST UV Con motivo de garantizar las mejores condiciones del terreno de juego, protegiéndolo frente a las heladas, cada vez son más clubes los que confían en las cualidades técnicas del tejido no tejido térmico TST UV. Durante la resiembra, este velo térmico protege frente a plagas de hongos y mejora la densidad del campo, acelerando el proceso de germinación de las semillas y evitando además el coste de tener aves rapaces para ahuyentar las palomas. Además, se evitan posibles condensaciones sobre el tejido no tejido gracias a su aireación natural.

Antihierba en jardines.

TST BOND En color oscuro, el tejido no tejido antihierba de polipropileno evita el crecimiento de la maleza no deseada, ya que evita el paso de la luz solar. Con el objetivo de obtener una mayor durabilidad del tejido no tejido, aplicaremos el tratamiento ultravioleta. En jardinería, el tejido sin tejer antihierba se suele colocar como acolchado bajo gravas, áridos, marmolinas o cortezas. Nuestro tejido sin tejer TST BOND es aplicado tanto por jardineros profesionales en actuaciones paisajísticas, como por particulares en usos domésticos, ya que permite economizar evitando los trabajos de deshierbe.

Antiescarcha en jardines.

TST UV Durante el invierno, especies débiles como el aloe vera o el limonero quedan expuestas a las condiciones meteorológicas más adversas. La mejor forma de proteger árboles, arbusto o flores durante esta época del año es recubriéndolos con velo térmico TST UV. Nuestro tejido no tejido de acción pantalla térmica UV controla las heladas y los vientos fríos, tiene función antiescarcha y está preparado para soportar fuertes cambios de temperatura. Este abrigo no tejido es traspirable y deja pasar la lluvia, por lo que la oxigenación interior es constante.

Cultivos interior:

La temperatura afecta directamente al proceso de fotosíntesis, tanto en su duración, como en su intensidad, influyendo también en la transpiración y en la absorción de la energía solar. Nuestro velo térmico de polipropileno TST UV aumenta la temperatura de las plantas, contribuyendo en la función de la fotosíntesis. Permeabilidad a luz solar, protección ante plagas, insectos y heladas, o rápida floración, son algunos de los beneficios que se obtienen con la manta térmica. Agricultura. Cultivos interior

Viveros

TST UV En época invernal, la manta térmica de tejido no tejido TST UV se utiliza en viveros con el propósito de crear un microclima para el control térmico y biológico de las plantas. El abrigo térmico es liviano, permeable al aire, al agua y a la luz, permite adelantar las floraciones de las plantas ornamentales, y ampliar la variedad de especies y épocas de cultivo. La utilización del tejido no tejido UV rentabiliza la producción, la precocidad, el peso y la concentración de la cosecha.

Invernaderos

TST UV Mientras que un ambiente de invernadero favorece el crecimiento de tomates, pimientos, berenjenas y otros vegetales, las altas temperaturas y la humedad provocan la propagación de insectos y enfermedades, por lo que se recomienda su protección mediante velo térmico de polipropileno TST UV. Al mismo tiempo, esta manta térmica permite controlar las temperaturas más intensas, la humedad y la luz. El tejido sin tejer de polipropileno UV provoca un aumento en cuanto a cantidad y calidad de la producción.

      Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR